Los beneficios del Aceite de Argán

Sabemos que el Aceite de Argán es uno de los Aceite vegetales favoritos.

¡Por algo lo llaman el oro liquido!

¿De dónde viene el Aceite de Argán?

El aceite de argán proviene de la región Arganeraie en Marruecos. Los bereberes llevan siglos utilizándolo para cuidar la piel, el cabello y para tratamientos nutricionales. Forma parte de la cultura y la historia marroquí. ¡Es más! El árbol que produce la semilla y las prácticas centenarias para el uso del árbol y sus frutos fueron reconocidos como patrimonio de la humanidad.

Sus efectos son tan beneficiosos que hoy se conoce el aceite de argán en todo el mundo y es el más popular de todos los aceites vegetales

Aceite de Argán

¿Qué puede aportar el Aceite de Argán a nuestra piel?

El aceite de argán tiene un alto contenido en ácidos grasos esenciales y vitamina E que ayudan a hidratar nuestra piel, restaurar zonas secas e incluso a reducir el acné.

Su textura, ni demasiado densa ni ligera, penetra fácilmente y se absorbe con rapidez. Por eso sus efectos son potentes. Esto lo convierte en un ingrediente perfecto para todo tipo de pieles, y dejará tu piel con brillo, suave y nada aceitosa.

  1. Hidrata → gracias a los ácidos grasos y la vitamina E, este aceite ayuda a mantener la estructura celular de tu piel para retener el agua. Se absorbe rápidamente, no es pegajoso y suaviza la piel. Aunque se trate de un aceite, no lubrica ni engrasa  y sí hidrata en profundidad.
  2. Nutre → sus nutrientes esenciales y vitaminas antioxidantes protegen las capas del cutis devolviéndole la vida y un aspecto saludable.
  3. Regenera → restituye el metabolismo natural y renueva el estado de la piel, ayudando a prevenir las arrugas prematuras al darle elasticidad a la dermis.
  4. Calma → Su efecto calmante es ideal para tratar las pieles irritadas del sol o que sufran de otro tipo de inflamaciones.
  5. Apto para todo tipo de pieles → Los efectos beneficiosos del aceite de argán se pueden ver en pieles secas como grasas. A diferencia de otros aceites, el de argán no obstruye los poros y sus propiedades se absorben rápidamente.
  6. Trata el acné → Su alto contenido en vitamina E actúa como antiinflamatorio sobre la piel reactiva y ayuda a controlar la producción de sebo, generando menos irritación en la piel. Los antioxidantes ayudan a reparar las células dañadas de la piel y sus propiedades bactericidas y fungicidas ayudan a reducir infecciones.
  7. Cicatriza → se recomienda el aceite de argán para ayudar con la cicatrización de quemaduras y heridas, y prevenir la aparición de estrías.
  8. Antienvejecimiento: al hidratar la piel y darle elasticidad, el aceite de argán es un ingrediente ideal para disminuir las arrugas y devolverle el brillo y la suavidad habitual a la piel.

Mima tu piel con el Aceite de Argán:

Tras la rutina de higiene facial,  calienta 4-5 gotas de aceite entre la palma de las manos y masajea el rostro y cuello hasta completar su absorción. También puedes mezclar 2 gotas en tu crema hidratante diaria.

Notarás como tu piel recupera su brillo.

Aceite de Argán

Menú
Abrir chat